Review del microproyector BenQ GS-1

Todos los que han asistido a una clase de fotografía saben lo que ocurre con los proyectores: que la inmensa mayoría se ven fatal. Un desastre. Qué ironía que pase eso en una proyección de fotografías, ¿eh?

Bueno, para resolver eso ya comenté y analicé en detalle que el proyector BenQ W1700 tiene una calidad de imagen soberbia, y tanto fotos como videos se ven espectaculares. Y lo sigo corroborando después de meses de uso con películas. El problema es que es un proyector grande y pesado. Para tenerlo fijo en un aula, perfecto, pero para un taller ocasional como los que imparto a menudo, la cosa se complica. Aquí es donde un proyector portátil viene de perlas. Bien, pues el GS-1 es una excelente opción.

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.