entradillabenq-pg2401pt

 

La reproducción de color

El panel del PG2401PT está fabricado por LG.Display con tecnología AH-IPS. Sabiendo que es un panel de 10 bits con una retroiluminación uniformizada y apoyado por una circuitería de color de 14 bits (LUT 3D), no es difícil suponer que nos encontramos ante uno de los mejores paneles en la actualidad.

Este monitor viene calibrado de fábrica, como ya es casi la norma en todos los modelos de esta categoría. Eso no quiere decir que no
haya que calibrarlo una vez que lo conectas a tu ordenador. Seguramente ahora estarás frunciendo el ceño porque la frase anterior se contradice a sí misma. Efectivamente, y eso es porque la clave está en el significado del término calibrar. Lo diré de otra forma, utilizando esta vez los términos correctos: este monitor viene calibrado de fábrica, pero eso no significa que no haya que perfilarlo una vez que lo conectas a tu ordenador.

Eso es porque lo que viene calibrado de fábrica es la respuesta de la curva de grises (la curva de gamma), y la uniformidad de la pantalla en 25 zonas distintas, para garantizar que ninguna de las 25 se desvía más de un DeltaE 2.

Aquí puedes ver la diferencia con y sin el sistema de uniformización:

  • Before-Sistema de uniformización
    After-Sistema de uniformización
    Sin uniformizaciónSistema de uniformizaciónCON uniformización

Puesto que a simple vista es difícil de apreciar, lo he enfatizado un 1000% para que se vea con mucha más claridad:

  • Before-Sistema uniformizacion (enfatizado 1000%)
    After-Sistema uniformizacion (enfatizado 1000%)
    Sin uniformizacionSistema uniformizacion (enfatizado 1000%)Con uniformizacion

Además, los presets sRGB y Adobe RGB vienen también totalmente calibrados de fábrica con una fidelidad bastante alta.

Pero si quieres disfrutar al máximo de toda la gama de color de este monitor (que, recordemos que es un 24,1% más grande que la de Adobe RGB), tendrás que calibrar tu mismo el punto blanco a tu gusto y generar un perfil ICC que tenga en cuenta la tarjeta gráfica de tu ordenador, que es quien está generando la imagen.

Cada monitor que sale de fábrica se acompaña con un certificado que demuestra los resultados conseguidos con los procesos de uniformización y de calibración de la curva de gamma:

certificado-benq-pg2401-002-p

El certificado de calibracion en fábrica que viene con cada unidad.

 

Calibración por hardware

Al ser este un monitor calibrable por hardware, quiere decir que utiliza un software especial para calibrar, no sólo la curva de gamma (para que se adapte a la de la tarjeta gráfica) sino también su espacio de color. Para ello se necesita utilizar forzosamente un cable USB que tiene que conectar equipo y monitor, para permitir al primero subir e instalar la LUT que va a encargarse de la modificación de color en el segundo.

Así como en el BenQ SW2700 el software era de desarrollo propio y con motor X-Rite, en este caso optan por una solución similar a la de DELL: usar el mismo i1 Profiler, con unas pocas opciones adicionales y el logotipo de la marca.

benq-palette-master-01p

El software BenQ Palette Master, claramente basado en el i1 Profiler de X-Rite.

Estas opciones adicionales no son otras que las que permiten modificar su espacio de color. Aquí puedes ver que en la primera pantalla se muestran opciones prácticamente idénticas a las de la versión estándar del i1 Profiler, salvo por un nuevo desplegable que permite elegir los primarios RGB (la gama de color, vaya). Por ejemplo, aquí puedes ver cómo se podría calibrar para el espacio Rec 709:

benq-palette-master-02-p

Antes de empezar con la medición de todos los parches de color, se elige en cuál de las dos memorias se va a almacenar la LUT:

benq-palette-master-08

En esta pantalla se escoge en cuál de las dos memorias se va a almacenar la calibración.

El perfil creado es de gran calidad yla LUT garantiza una suavidad en los gradientes digna de lo mejor de la industria actual. La unica pega que se le puede poner es que en estos modos calibrados se activa automáticamente un pequeña máscara de enfoque que se pone en evidencia al mirar a cualquier menú de programa, ya que se aprecia un ligero halo, que no se puede desactivar porque en este modo la máscara de enfoque está deshabilitada (para el ajuste manual). Esperemos que en una nueva versión lo solucionen. De todos modos, con el ajuste personalizado el resultado es prácticamente idéntico y todos los controles permanecen activos.

El resto de pantallas y opciones son idénticas a las del i1 Profiler, con excepción de que al terminar el proceso se puede escoger cualquiera de las dos calibraciones que tiene almacenadas para modificar manualmente tanto la tonalidad como la saturación de sus seis primarios:

benq-palette-master-17-crop

Al finalizar se puede “tunear” manualmente la calibración resultante a base de ajustar la tonalidad o la saturación de los 6 primarios.

Es una opción interesante es seguro que gustará a muchos fotógrafos, aunque personalmente pienso que si después de todo el proceso no se ve del todo bien, la solución no es tocar manualmente y “a ojo” el color, sino revisar meticulosamente el proceso y repetirlo esta vez bien.

 

En resumen

BenQ ha aterrizado hace poco en el estrato de los monitores high-end viniendo de más abajo. Seguramente muchos no confíen demasiado en que vayan a encontrar altas prestaciones en los modelos de esta marca, pero lo cierto es que se equivocan. BenQ está apostando muy fuerte por su nueva gama profesional y eso se nota.

Sus mejores credenciales son su excelente panel, la uniformización, la calibración por hardware y las viseras. En contra tan sólo algunas pequeñas pegas, como la ligera máscara de enfoque en los modos calibrados y la incomodidad de los botones “táctiles”. Y todo por un precio de unos unos 650 euros + IVA. No puedo menos que calificarlo como excelente, casi a la altura de los mejores en este estrato en términos absolutos, pero por un coste bastante menor .