Monitor-EIZO-CG246-03-entradilla

Hacía ya un tiempo que tenía ganas de probar alguno de los últimos monitores de gama top de EIZO. Desde que probé el S2232W no he visto ningún otro, y tenía curiosidad por saber si los ingenieros habían actualizado los siempre espartanos menús de estos monitores.

Gracias a EIZO España he podido probar uno de los últimos modelos, que representa la cumbre tecnológica de la marca en un tamaño de pantalla de 24”. Realmente no es el último modelo ya que hace poco han lanzado el sucesor, el CG247, aunque también es cierto que las diferencias no son grandes.

Este monitor tiene las siguientes características (puedes ver el catálogo aquí):

  • Resolución 16:10 de 1920×1200
  • Panel IPS de 10 bit, acabado mate y gama Adobe RGB
  • calibrador incorporado capaz de perfilar automáticamente con ayuda del software Color Navigator.
  • LUT 3D integrada de 16 bit y gran calidad, que permite modelar la gama de color con gran flexibilidad.
  • Sistema de uniformización de pantalla
  • Sistema de estabilización rápida que incluso tiene en cuenta las variaciones de temperatura ambiente y las compensa.
  • Calibrada en fábrica individualmente para una curva de gamma precisa.

 

Un vistazo general

Como la mayoría de sus “hermanos”, comparte con ellos un diseño muy sobrio. Es un monitor bastante grande, totalmente alejado de la moda actual de monitores superfinos, con un marco ridículamente pequeño y un diseño que parece sacado de la película 2001 Odisea del espacio. Por contra, el CG246 tiene un diseño muy “anguloso”, más bien aburrido y su marco especialmente grueso resulta poco agradable, aunque esto es una opinión personal, claro está.

Sin duda lo más llamativo de este monitor es su calibrador incorporado. Si, si, como lo oyes: este monitor tiene su propio calibrador, escondido en la carcasa, que es capaz él solito de salir, realizar el proceso de calibración completo, incluyendo un perfil de color, y esconderse de nuevo a esperar en su hueco. El sistema funciona bastante bien, tal como luego comentaré con más detalle.

A nivel de regulaciones no ofrece nada que salga fuera de la media. Es regulable en altura, se puede inclinar y se puede rotar 90°. Las conexiones son: DVI-I, DP (Display Port) y HDMI. Tiene dos puertos USB de control (para calibrar y upstream) y un hub con otros dos USB. Sus casi 11 kilos de peso, por cierto, se dejan notar bastante.

Pero lo que más me ha llamado la atención es descubrir un ruido de ventilador desde momento en que el monitor se enciende. Por lo visto, debe ser que se calienta más de lo necesario y necesita ventilación forzada. El problema es que el ruido del ventilador llega a convertirse en molesto en una sala silenciosa. Este es uno de los puntos más negativos de este monitor.

La botonera ha mejorado sustancialmente con respecto a los modelos anteriores, que tenían unos discretos botones que eran literalmente invisibles en un entorno de poca luz (típico de fotógrafos y editores de video) y prácticamente no sobresalen del marco, haciendo totalmente necesario el uso de una linterna para poder manejarlos. Afortunadamente, ahora son más grandes, sobresalen y están retroiluminados.

 

Calidad de imagen

Tal como es de esperar en cualquier miembro de la familia ColorEdge, la calidad de imagen es elevadísima. No sólo el panel es de los mejores en la industria, de tecnología IPS, gama amplia y 10 bits, sino que además la electrónica que lo maneja también está a la altura.

El sistema de uniformización es capaz de reducir casi hasta cero todas las variaciones de luminosidad y dominante provocadas por la retroiluminación. Además, incorpora un sistema de estabilización rápida que garantiza que en siete minutos el monitor ha alcanzado su temperatura de trabajo y es absolutamente estable. Por si fuera poco, es prácticamente insensible a las variaciones de temperatura en la sala, que en otros monitores provocan dominantes. En este sentido, representa lo mejor de la industria en estos momentos, conjuntamente con los NEC Spectraview.

La calidad de la LUT 3D es excelente, e incluso con ajustes fuertes no provoca posterización o daños visibles en la calidad de imagen.

El brillo permite un rango de funcionamiento bastante amplio, que permite bajar hasta niveles muy bajos, adecuados para entornos típicos en edición de fotografía y video. El contraste es muy alto (por supuesto, no dinámico).

 

Los menús

Durante muchos años los menús en pantalla de los monitores de esta marca han sido muy minimalistas y escuetos. Casi espartanos diría yo. En los últimos años han recibido una completa actualización que indudablemente les ha sentado muy bien. Ahora están francamente mejor, y tanto la legibilidad como la usabilidad han mejorado sustancialmente. Personalmente encuentro que los de NEC siguen estando un paso por encima, especialmente en usabilidad, pero hay que reconocer que los EIZO están muy bien.

Los menús están divididos en seis apartados, a modo de pestañas en el panel izquierdo:

  • Color, con los ajustes principales relativos a la imagen
  • SelfCalibration (parece que aquí tenemos de nuevo rastros de nuestro amigo Tarzán), donde se configura la auto calibración.
  • Pantalla, dónde se pueden escoger algunas opciones relativas a la geometría de pantalla, overdrive y alguna cosa más.
  • PowerManager, con las opciones de ahorro de energía.
  • Opciones, que incluye idioma de los menús y orientación de los mismos (vertical u horizontal)
  • Herramientas, con algunos ajustes variados.
Color

Menus-EIZO-CG246-01

Auto Cal

Menus-EIZO-CG246-02

Pantalla

Menus-EIZO-CG246-03

Power Manager

Menus-EIZO-CG246-04

Opciones

Menus-EIZO-CG246-05

Herramientas

Menus-EIZO-CG246-06

El menú color es el que contiene los ajustes más interesantes de cara a la calibración, y permiten ajustar la mayoría de aspectos, tales como:

  • Brillo del blanco máximo, en candelas por metro cuadrado.
  • Color del blanco, tanto a través de temperatura de color, como con sus componentes R, G y B.
  • Color del negro, con sus componentes R, G y B. Muy interesante esto (especialmente de cara al vídeo), ya que muy pocos monitores lo permiten.
  • Curva de gamma
  • Gama de color (gamut), a elegir entre: nativa, Adobe RGB, sRGB, EBU, Rec709, DCI-P3 y la calibrada a medida.
  • Modular los 6 primarios con matiz y saturación, lo que permite un ajuste manual muy fino e ideal para uso en video.
Menu Brillo

Menus-EIZO-CG246-01

Menu avanzado

Menus-EIZO-CG246-Adv01

Ganancia RGB

Menus-EIZO-CG246-Adv02

Nivel negro

Menus-EIZO-CG246-Adv03

6 colores

Menus-EIZO-CG246-Adv04

Rojo (6 colores)

Menus-EIZO-CG246-Adv05jpg

Realmente la cantidad de parámetros ajustables es completísima y demuestra que estamos ante uno de los monitores más altos de gama en el ámbito fotográfico. Desearía que incluyera un ajuste de 10 u 11 puntos en la curva de gamma, como tienen muchos TV de gama media y alta, para permitir un mejor ajuste cuando se calibra para video.

Tan sólo echo a faltar la posibilidad de ajustar tanto el color del blanco como el de los primarios a través de las coordenadas Yxy, algo que sólo he encontrado en los NEC Spectraview.

 

Gama de color

Como la mayoría de monitores de más alta gama actuales, el Eizo CG246 tiene un panel de gama Adobe RGB, lo cual quiere decir que su gama de color es similar a la del conocido espacio de color desarrollado por adobe. Concretamente, y según mis mediciones, la gama de este monitor es un 11,1% más grande que la del espacio Adobe aunque no llega a cubrirlo completamente, sino que se queda en un 97,1%. En el caso del sRGB, la gama es un 52,1% más grande.

Gamut comparison EIZO CG246 vs Adobe RGB

La gama del EIZO CG246 (a color) comparada con la del Adobe RGB 1998 (en negro).


Gamut comparison EIZO CG246 vs sRGB

La gama del CG246 comparada con el sRGB.

Si lo comparamos con el DELL U2413, uno de los modelos que gozan de mayor popularidad entre fotógrafos, por su excelente relación calidad precio, veo que el Eizo tiene una gama ligeramente superior al DELL, concretamente un 4,4%:

Gamut comparison EIZO CG246 vs DELL U2413

Aqui puede verse el CG246 (a color) versus el popular DEL U2413 (en negro).

Pero si lo comparo con su directo competidor, el NEC Spectraview PA242W (precisamente el que yo tengo como monitor principal en mi puesto de trabajo), veo que la tortilla cambia de lado y es ahora el NEC el que supera al Eizo por un 1,9%. La diferencia es tan pequeña, que casi es despreciable. En el gráfico se ve que mientras que el Eizo alcanza unos rojos algo más saturados, el NEC prefiere conseguir unos verdes y azules más profundos:

Gamut comparison EIZO CG246 vs NEC PA242W

Y aqui viene el gran duelo: el CG246 versus su directo competidor, el NEC spectraview PA242w, que supera por muy poco al EIZO.

 

La reproducción del color

Este aspecto es uno de los puntos fuertes de los mejores monitores de la marca, sin duda. Realmente se nota que los ingenieros han puesto toda la “carne en el asador” en esta área.

El panel tiene una gama de color muy amplia que incluso supera al espacio Adobe RGB 1998 en algunos puntos, como también hacen algunos de los mejores monitores actuales. Los ángulos de visión son muy amplios, aunque las variaciones de color ocurren al desplazar el punto de vista del centro, algo que normalmente no se cita en los análisis de pantallas.

Las EIZO de la serie CG vienen acompañadas de un software propio, Color Navigator, con el que se puede exprimir al máximo la pantalla, gracias a que a través de él puede accederse a su LUT interna. Esta LUT es otro de los puntos donde puede apreciarse la calidad de los CG, ya que los ajustes son muy finos y sin sorpresas o funcionamientos erráticos, como ocurre con otros monitores más sencillos.

Este software es compatible con los calibradores más populares, como los EyeOne y los Spyder. Una vez calibrada la pantalla, puede verse con la validación que se hace al terminar que el resultado roza la perfección, con promedios de menos de deltaE 1, típicamente.

EIZO Color navigator 40

Resultado de una comprobación de la calibración despues del proceso de ajuste del monitor. Puede verse en la columna DeltaE2000 (a la derecha) que los valores están bastante por debajo de 1.

Esta calibración se almacena en un modo especial llamado CAL, aunque también tiene otros modos para un ajuste rápido a diversos estándares: Adobe RGB, sRGB, Rec709, y un sorprendente modo “Spiderman”, que –sinceramente- no tengo ni idea de dónde ha salido. No sé si es que ahí había otro modo con un nombre particular y otro usuario antes que yo lo ha cambiado (es un monitor de demo que ha pasado por varias manos), pero no he encontrado donde cambiar el nombre a los modos, asi que me ha dejado un poco desconcertado…

Menus-EIZO-CG246-Autocal02

¿Rastros de Tarzán en los menús de EIZO? No se muy bien de donde sale ese “Spiderman”, la verdad…

Me decía mi ayudante que igual era un “Spider manual mode” en referencia a los calibradores Spider, o algo así… Si realmente lo es, se merece una mención especial en mi sección Tarzán-soft, y quizás el premio al palabro del año…

Aparte de poder calibrar perfectamente el blanco con precisión incluso a valores de brillo bajos, se pueden calibrar manualmente los 6 colores primarios. Esto es especialmente útil cuando se calibra para video y cine o para sRGB. Los profesionales de la postproducción y etalonaje de video encontrarán esto realmente útil para asegurar que su pantalla se ajusta perfectamente al estándar Rec709, por ejemplo. Aquellos que trabajen de cara a la web también lo encontrarán muy útil, como por ejemplo fabricantes de productos que luego se venden on-line, como las marcas de ropa con quienes he tenido la suerte de trabajar. Gracias a ello se puede conseguir afinar mucho más que simplemente activar el “modo sRGB”, para garantizar que realmente se ajusta al estándar muy fielmente.

 

Calibrador incorporado

Una de las características más sorprendentes es el calibrador incorporado y el sistema automático. El caso es que lleva un pequeño colorímetro incorporado en el marco inferior que sale automáticamente y realiza el proceso él solito. Si se activa desde la botonera del propio monitor, el sistema calibra el punto blanco y la gamma únicamente, y si se hace desde el software de EIZO, además perfila.

Menus EIZO CG246 109

El sistema no da prácticamente información acerca de lo que hace en cada momento, pero lo hace rápido, y bien.

Menus EIZO CG246 103

Por curiosidad he sacado mi EyeOne Pro2 para hacer una verificación después de haber terminado el pequeñín y he encontrado algunas desviaciones de color. No son grandes, pero ahí están. Lógicamente no se le puede pedir al calibrador integrado que mida igual de bien que este espectrofotómetro de alta precisión, sobre todo teniendo en cuenta que este último cuesta como el monitor entero…

Aparte de eso, tan sólo le he encontrado una incómoda pega: al salir y replegarse raya un poco la pantalla. Seguramente debe ser algo achacable a la unidad de pruebas que he analizado, ya que me extraña bastante que con el uso se vaya rayando la pantalla.

Es muy interesante que hayan incorporado un programador periódico que pueda encargarse automáticamente de  realizar el trabajo. El sistema permite programar por días, semanas, meses u horas de uso.

Menus-EIZO-CG246-Autocal05

Por ejemplo, se puede programar para que lo haga el primer domingo de cada trimestre, a las 4 de la tarde:

Menus-EIZO-CG246-Autocal06

Evidentemente, el sistema integrado no sabe nada acerca del tipo de trabajo que se va a realizar (foto, video, CGI…), de cuánta luz ambiente hay en la sala, de cómo es el entorno lumínico, de cómo tiene que ser el punto blanco… Lógicamente eso es algo que, hoy por hoy, solo puede saberlo una persona, que es quien debe manejar ese sistema. Dicho de otro modo: es un avance muy, pero que muy interesante, pero al igual que una cámara de fotos, si la dejas sola ahí, en un trípode, ella no sabe hacer nada. Es la persona que hay detrás quien tiene que marcar el rumbo a seguir.

 

Conclusión

En definitiva el EIZO CG246 es un monitor que ofrece una calidad de imagen excelente y apoyada por una electrónica ejemplar. Tanto la gama de color, como la uniformidad, el negro o las variaciones en el tiempo y temperatura ambiente están en lo mejor que la industria ofrece ahora mismo al profesional. El calibrador incorporado es un plus que gustará sobre todo a empresas que quieran automatizarlo, aunque también es verdad que el incorporado no hace nada solo y hay que saber -al menos- como se quiere calibrar, que es exactamente lo mismo que hay que saber con uno externo. Con lo cual no es que el calibrador vaya a resolver el problema solo, sino que va a hacer falta alguien que sepa de gestión de color. Eso si: el sistema ahorrará estar continuamente realizando el proceso manualmente.

Las pegas que se le pueden poner son relativamente solucionables por la firma: reducir un poco el grosor del borde (no por cuestiones estéticas, sino por mayor comodidad cuando se tienen dos pantallas), eliminar el molesto ruido del ventilador incorporado, simplificar la conexión USB con el software ColorNavigator (da algunos problemas). Tampoco estaría de mas reducir el tamaño del embalaje, que es enorme. Simplemente desmontando la peana, como muchos otros, ya bastaría.

 

Agradecimientos

A Ana Isabel Valverde
Coordinadora MARCOM & RRSS- Dpto. Marketing de EIZO España.