Con esta colección aprenderás desde los conceptos básicos de la fotografía digital hasta cómo calibrar tu monitor, cómo sacar el mejor partido a tu cámara, cómo exponer bien en digital, cómo revelar RAW, etc. Pero no olvida el ordenador, elemento imprescindible del fotógrafo digital. Por eso aborda aspectos que otras obras ignoran, aportando soluciones a los principales problemas técnicos que se plantean a todo aquél que quiere saber más sobre fotografía digital.

Títulos publicados

portada captura digital y raw 2a edicion

portada calibrar el monitor

portadaguia completa de la imagen digital

portada particiones y backups

portada (re)instalar windows

 

 

¿Dónde se puede comprar?

Puedes comprar cualquiera de los libros, así como packs, a través de internet, mediante una pasarela de pago segura, y en librerías especializadas, así como en las mejores y mas grandes tiendas de fotografía.

Puedes pagar usando tu tarjeta de crédito o una cuenta de Paypal. Una vez recibido el pago, en unas 48 horas recibirás el libro cómodamente en casa.

 

¿Por qué estos libros?

revisando-pruebas01

Aquí me veis revisando las pruebas de impresión recién llegadas de la imprenta, con una lupa de precisión.

Esta colección tiene una curiosa historia. En 2004 comencé a escribir un libro sobre la captura digital y el formato RAW. Al cabo de unos meses escribiendo me dí cuenta que dedicaba muchas a explicar temas básicos, como la resolución, la profundidad de color o la compresión. Esto me obligaba a detener la explicación principal y desviarme durante unas cuantas páginas para poder explicar cada uno de estos conceptos y poder regresar al tema principal más adelante.

Llegado un momento, me planteé una cuestión fundamental: ¿qué es mejor? ¿escribir un libro de tropecientas páginas, de las cuales un tercio tratan sobre el tema principal y el resto sobre temas básicos que se salen de lo principal o separar los temas en libros distintos?

 

¿Por qué no son libros grandes?

Escribir un gran libro tiene la ventaja de que puede reunir mucha información pero, en cambio, tiene varias desventajas:

  • Está demostrado con estudios llevados a cabo por editoriales que el comprador rara vez se lee entero un libro de este tipo. ¿Te has leído todos los que tienes?
  • Desperdicia muchas páginas en explicar conceptos básicos. Esos que quizás ya conoces y estas un poco cansado de ver en todos los libros.
  • El contenido interesante (el que anuncia el título) empieza muy hacia el final del libro. Precisamente por culpa del punto anterior.
  • No suele profundizar lo suficiente en los temas, precisamente porque durante la creación hay que estar constantemente pendiente de que no aumente mucho el número de páginas (por culpa de los puntos anteriores).
  • Para ser un libro eminentemente práctico de consulta frente al ordenador, es incómodo de manejar, por lo grande y grueso.
  • Es pesado e incómodo para leer en cualquier lugar (bus, metro…).
  • Es más caro.
  • Es más difícil de actualizar.
Albert Masó y yo en la presentación de los tres primeros libros de la colección. (junio de 2005) Foto: Berta Obiols.

Albert Masó y yo en la presentación de los tres primeros libros de la colección.
(junio de 2005) Foto: Berta Obiols.

En cambio, segmentar la información y hacer pequeños libros tiene muchas ventajas:

  • Al ser pequeño es un libro que apetece leer. A algunas grandes editoriales les da igual si el lector se lee el libro o no; lo importante es que lo compre. Para mi lo principal es que el comprador disfrute leyéndoselo entero y aprenda todo lo posible.
  • Frente al ordenador es muy manejable.
  • Es cómodo de llevar y leer en cualquier lugar (bus, metro…). Y eso sin contar cuánto lo agradecerá tu espalda…
  • No desperdicia páginas en temas básicos (precisamente porque para eso ya esta el primer título de la colección, que trata en exclusiva esos temas).
  • El contenido interesante empieza ya en las primeras páginas (gracias a no tener que desperdiciar nada en los temas básicos).
  • Profundiza más en los temas, al no tener el problema de tener que contener constantemente el número de páginas en su creación (por culpa de dedicar muchas páginas a explicar lo básico).
  • Maquetación más sencilla, lo que facilita leerlo sin interrupciones, porque la maquetación es, sencillamente, lineal. Tan simple como que sólo hay una columna y la imagen ilustrativa siempre está después del párrafo que la menciona. Se acabó tener que buscar la fig. 3.17.1 varias páginas más adelante o más atrás.
  • Es barato.
  • Es más fácil de actualizar.
  • Encaja mejor con el formato eBook (algo que tengo previsto realizar en un futuro cercano), al tener un tamaño similar al de las pantallas de los lectores de libros electrónicos, especialmente la del iPad.

¿Qué tiene de especial esta colección?

Además, en el caso de esta colección, he tratado de aportar ventajas adicionales:

  • Control total del proceso de creación: gracias al buen entendimiento con la editorial Marcombo, accedieron a dejar que yo me encargase de TODOS los aspectos de su creación: diseño de plantilla, portada, maquetación, calidad de impresión…
  • El diseño de los libros se ha hecho con un objetivo principal: que los libros sean muy fáciles y amenos de leer. Por ejemplo, usando una tipografía moderna y de fácil lectura, márgenes amplios para poder sujetar el libro tanto por los lados como por abajo sin que los dedos tapen el texto, ausencia de “….” en las páginas de sumario e íindice de contenidos, para conseguir una vista más limpia, exenta de elementos superfluos, etc…
  • Efecto lupa: todas las capturas de pantalla han sido preparadas para que el texto de los botones o menús tenga el mismo tamaño que el texto principal. Olvídate de la lupa para tener que averiguar qué dice aquél menú o ese texto de allá.
  • Gráficos de alta calidad: todos los gráficos y esquemas son de factura propia, no han sido copiados de ningún sitio. Además, han sido creados usando datos reales (normalmente se construyen gráficos ficticios muy acentuados que permitan apreciar las diferencias, pero no el hacerse una idea clara de las magnitudes reales) y diseñados teniendo en mente el tamaño final al que debían de aparecer, sin estar supeditados al tamaño de maqueta.
  • Bajo índice de errores: Todos los libros han sido revisados por correctores especializados con amplios conocimientos de fotografía. Principalmente, por Albert Masó, fotógrafo asesor de National Geographic, con amplísima experiencia escribiendo (cerca de 200 artículos y varios libros). Captura digital y revelado de RAW, por ejemplo, fué revisado por 6 fotógrafos de perfil comprendido entre el profesional y el aficionado avanzado. Además, todos los datos numéricos han sido comprobados personalmente para asegurar su veracidad.
  • Impresión de alta calidad: Escatimar gastos en la imprenta con un producto de alta calidad en el que se han invertido cientos de horas (de hecho, probablemente sean entre uno y dos millares), sería un error. Por eso, se ha confiado en RGM gráficas, una imprenta de Bilbao que tiene la certificación ISO 12.647 Fogra 39L (la última disponible), con el fin de garantizar que la calidad de impresión es razonablemente alta que, sin llegar a la que tienen los mejores libros de arte, es claramente superior a la de muchos otros libros de técnica fotográfica.
  • Maquetación propia: quizás esto sea lo más particular de estos libros. La maquetación de los mismos la he llevado a cabo yo mismo siguiendo las reglas establecidas por el estudio de diseño La japonesa, lo que me ha permitido conseguir mayor calidad en las imágenes, al evitar un recurso habitual de los maquetistas: ir ajustando el tamaño de las imágenes en función del espacio disponible en cada página, lo que sacrifica la visibilidad de la imagen y el poder apreciar sus detalles. Sólo el propio autor sabe si la imagen se puede reducir, ampliar o recortar o si es preferible no tocarla y cambiar el texto, ¿no?.
De nuevo, Albert Masó y yo en la presentación del cuarto libro: Calibrar el monitor. (diciembre de 2006) Foto: Miquel González.

De nuevo, Albert Masó y yo en la presentación del cuarto libro: Calibrar el monitor.
(diciembre de 2006) Foto: Miquel González.

Pero, ¿y las desventajas? ¿acaso no tiene? En mi caso particular, la desventaja ha significado tener que esperar unos cuantos años hasta poder lanzar el libro que inicialmente quería escribir: Captura digital y revelado de RAW. Para ello, antes he necesitado publicar cuatro, que incluyen dos fundamentales: uno sobre los Conceptos básicos de la imagen digital y otro sobre la Calibración del monitor (para revelar un RAW adecuadamente es imprescindible tener calibrado el monitor, ¿no?).

Pero ahora, por fin, 7 años después, he podido terminar el libro más importante de la colección, culpable -de hecho- del nacimiento de la misma.

En Captura digital y revelado de RAW hago multitud de referencias a los otros libros de la colección al tocar temas básicos, y gracias a no tener que dedicar ni una sola página a explicarlos, he podido profundizar bastante más, y todo ello manteniendo un tamaño pequeño y más fácil de leer gracias a la maquetación lineal. Y encima, mucho más barato.

 

Agradecimientos

Quiero aprovechar para dar las gracias a los laboratorios EGM y su gerente Enric Galve, que amablemente me ha dejado usar sus sofisticados equipos para poder crear el perfil de color de la imprenta, que se utilizó en las primeras tiradas (hasta que con la 2ª edición del primer libro, obtuvieron la certificación ISO).
También he de agradecer al equipo de Casanova y, en especial, a Cesc y Eduard por los escaneos con el impresionante Imacon 848, que me han permitido comparar la película con el digital y extraer valiosa información para poder aportarla luego en el primer libro.

No podía olvidarme de la ayuda inestimable de mi buen amigo Albert Masó y toda la ayuda brindada para comenzar este proyecto de gran envergadura y sus correcciones de gran calidad. Sin él, me hubiera sido mucho más difícil llevar esto adelante, y los libros estarían plagados de erratas.