Nueva Zenit–Leica? Mi cerebro implosiona…

Sí, reconozco que el titular es un poco para atraer lectores… pero es que realmente es lo que sentí cuando el día 26 de septiembre vi la noticia:

2018-10-02 Zenit en DPREview

¡No podía dar crédito a lo que estaba viendo! ¿Zenit fabricando una cámara telemétrica de 5000€ conjuntamente con Leica? El fin del mundo debe de estar cerca…

Los más veteranos entenderán perfectamente a qué me refiero, pero estoy seguro de que muchos lectores deben estar ahora mismo con una cara de sorpresa, sin entender muy bien el porqué de todo esto.

Echemos la vista atrás durante un rato para saber quién es (o era) Zenit y de dónde vienen. Pues bien, Zenit es una marca rusa que se dedicaba a fabricar cámaras réflex en la antigua Rusia. Eran cámaras que ocupaban el escalafón más bajo de toda la pirámide de réflex del mercado. Sus prestaciones eran muy bajas, pero la construcción del cuerpo era tremendamente robusta. Lo era tanto, que el cuerpo parece estar fabricado de una pieza de hierro fundido bastante grueso y muy pesado. Tan pesado que probablemente una Nikon F801 a su lado era más ligera. Y para los que no la conocéis, la F801 era el equivalente en los años 80 de lo que hoy día es una Canon EOS 5D: el modelo siguiente por debajo del más avanzado y profesional de la marca.

Nikon-F-801_L

La legendaria Nikon F801, el modelo más alto de la gama por debajo de la todopoderosa F4, el estandarte profesional de la industria fotográfica en los 80.

Se decía de las Zenit que eran tan duras que se podían usar para clavar las estacas que sujetan una tienda de campaña en el suelo… Yo creo que te puedes hacer una idea.

Conozco más o menos bien las Zenit porque mi padre tenía una y yo otra. La mía fue mi primera réflex, el modelo 12 XP. Me la compré después de terminar el servicio militar (que antaño era obligatorio, y con el que desperdicié inútilmente un año entero de mi vida).

Zenit 12XP Hugo Rguez 03

Pues bien, con aquella cámara aprendí los fundamentos de la fotografía: la distancia focal, el diafragma, el obturador, la exposición…

Zenit 12XP Hugo Rguez 02

La calidad de la cámara era correcta en cuanto a los acabados, pero las prestaciones eran realmente muy básicas. Tan básicas que, por poner un ejemplo, el rango de velocidades (que se ajusta con el correspondiente disco manual, nada de pantallitas ni botones) iba de 1/30 a 1/500. Bueno, y la posición B. Nada de disparar a 1/15 o 1s, ni tampoco a 1/1000.

Y ojo, que estamos hablando del año 1992 (cuando yo la compré, aunque se lanzó en 1981), no de los años 50 o 60. A modo de referencia, la Leica M3 que me regaló mi tío abuelo Bernardo ya tenía un rango de 1/1000 a 1, y esta cámara data de 1954. Más o menos unos 30 años de diferencia…

El visor réflex incorpora dos pequeños LED que indican sobre y sub exposición, de manera muy básica. Nada de medición puntual ni matricial, ni mucho menos 3D.

Otro detalle: la mayoría de cámaras actuales muestran aproximadamente un 95-98% del fotograma en su visor. Pero la Zenit, como cámara ideal para fotógrafos “de pelo en pecho”, muestra aproximadamente un 70-80%. El 20-30% restante te lo imaginas. Y si no, abres el otro ojo.

La montura no utiliza bayoneta Zenit; es la más simple de todas: la rosca M42. Básica a más no poder.

Zenit 12XP Hugo Rguez 04

La óptica no estaba mal: un 58 mm Helios f/2. La helicoidal del enfoque funciona bien y es bastante suave, el aro de diafragmas es el tradicional, con los clics muy bien marcados y una calidad más que suficiente para las ampliaciones que yo hacía, de 18×24 cm con mucho.

Y aparte de esto, poca cosa más: un auto disparador mecánico de 10 segundos, conector para cable disparador mecánico y para flash externo. Y la velocidad sincro de flash, es 1/30. Nada de 125 o 60.

Zenit 12XP Hugo Rguez 01

La funda de la Zenit 12XP, de piel. Pero piel de verdad, no como las actuales que es un símil.

En fin, como puedes ver no es que sea precisamente el “Ferrari” de las cámaras. Pero es que ni siquiera es el Seat Ibiza. Más bien se podría decir que es el LADA, el modesto utilitario ruso.

Eso sí, la calidad de los materiales es buena y la prueba es que incluso a día de hoy la mia todavía funciona perfectamente.

Volviendo a la noticia con la que habría este artículo, en el otro lado tenemos a Leica que representa, no el Ferrari de las cámaras (ahí tenemos la Nikon D5 o la Canon 1Dx MkII) sino más bien el Rolls Royce, que no es el que más corre, ni el que más acelera pero sí el que tiene la mayor calidad de construcción, lujo y atención al detalle. Y eso, más o menos, es lo que representa Leica en el mundo de la fotografía.

Pues bien ahora imaginemos que LADA saca un coche igual que el Rolls Royce, orientado al mercado de lujo y con un precio acorde. Los aficionados a los coches notarán que su mente explotará… Pues eso mismo es lo que me pasó a mí cuando vi la noticia el otro día. Noté que mi mente implosionaba y el que se creaba un vórtice espacio temporal que doblaría el universo…

Y si a vosotros también os pasa lo mismo ahora y sobrevivís, entonces estaréis preparados para ver el siguiente video de mis amigos de Photolari (ver artículo completo):

Bienvenidos a los nuevos tiempos!

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.
Add Comment Register



Deja un comentario