¿Colores fosforito? No problem!

WOMAN SHORT FLUOR7 Std vs Cal

Como ya he explicado en otras ocasiones (aquí y aquí), la fotografía de productos para tiendas on-line tiene su miga, y los problemas se dejan notar especialmente con las devoluciones, principalmente en ámbitos como las prendas de vestir y el calzado.

Estos problemas de reproducción de color pueden resolverse fácilmente sin necesidad de grandes inversiones pero, eso sí, con determinación y el equipamiento adecuado (tanto en el plató como en el ordenador). En ese sentido, contar con buenas fuentes de luz y un buen software de revelado, como Lightroom o Capture One, son plataformas esenciales donde desarrollar el tema.

A partir de aquí, únicamente con una buena calibración de esa cámara para esa iluminación, y revelando en este programa se puede conseguir el ansiado resultado: que el color fotografiado sea idéntico al original, prácticamente SIN necesidad de tener que retocarlo.

Esto es algo que ya he realizado para muchos clientes, como puedes ver en mi cartera de principales clientes. Lo particular en esta ocasión es el qué pasa cuando las prendas (o, en definitiva, el producto) tiene colores imposibles, como los fosforitos.

Sólo con mencionarlos, a muchos fotógrafos ya les entra un sudor frío recorriéndoles la espalda… Y no es para menos. Probablemente son los colores más difíciles que existen… principalmente porque no se pueden reproducir en pantalla. La razón (simplificando) es muy sencilla: no existen píxeles fosforito en los monitores.

Con esta premisa el panorama pinta bastante negro en estos casos, pero lo cierto es que en mi propia experiencia he podido comprobar de primera mano que, gracias a una buena gestión de color y -en especial- a las pantallas con gama de color amplia (lo que típicamente se conoce como pantallas “de gama Adobe” o “de gama DCI-P3”), sí que se puede conseguir un efecto bastante resultón.

En realidad, no hacen falta “píxeles fosforitos” en los monitores, pero sí que es necesario que éstos tengan una gama de color muy amplia, mucho mayor que la del típico sRGB que tienen la inmensa mayoría de pantallas.

Normalmente al fotografiar una prenda de este color, el resultado es mucho más apagado de lo que se percibe a simple vista. Pero lo curioso es que la cámara sí que llega a registrar el color que se percibe; el problema es que sólo es posible sacarlo relucir con una gestión de color muy bien afinada.

Los ejemplos que podrás ver aquí debajo son probablemente los primeros que se pueden ver en todo internet, y sólo los podrás apreciar correctamente si cumples estos dos requisitos:

  1. Tener un monitor de gama amplia, como algunos que he analizado y comentado en esta web. Recientemente he analizado varios de la marca BenQ, como el fantástico PG2401PT.
  2. Tenerlo bien calibrado. Si necesitas más información sobre esto, quizás te interese mi libro sobre el tema o alguno de mis videocursos.

 

Caso 1: Rosa fosforito

Este quizás es uno de los que produce un mejor resultado. Recuerda que hablo del resultado que se aprecia en un equipo que cumplan las condiciones anteriores.

He añadido una tercera versión, en sRGB para que puedas ver (más bien hacerte una idea) de por dónde van los tiros, y como se verá en una pantalla que cumpla los requisitos. No es perfecto, pero se nota la diferencia…

Estándar

WOMAN SHORT FLUOR7 standard

Calibrado (sRGB, para ver en monitores estándar)

WOMAN SHORT FLUOR7 calibrada sRGB

Calibrado (Adobe RGB, para monitores Wide gamut)

WOMAN SHORT FLUOR7 cal AdobeRGB

 

Caso 2: amarillo fosforito

Aquí la cosa se pone un poco más complicada, pero aun así es sorprendente la diferencia entre el resultado “por defecto” y el resultado calibrado. Mientras que el primero parece que la prenda sea de un “amarillo huevo”, en la segunda realmente da la sensación de ser amarillo fosforito.

Estándar

MAN JACKET standard

Calibrado (sRGB, para monitores estándar)

MAN JACKET cal sRGB

Calibrado (Adobe RGB, para monitores Wide Gamut)

MAN JACKET cal AdobeRGB

Es cierto que el/la modelo se ve con un aspecto de piel raro en la imagen calibrada. Esto es porque este revelado está especialmente orientado a la fidelidad de color (es muy similar al que se utiliza en reproducciones de arte) pero no para conseguir una piel “agradable”. Básicamente, la piel (y cualquier otro elemento), aparecerá exactamente como es. Lo que ocurre es que como nunca la hemos visto así en foto, nos parece rara.

Para ello, se hace un mix de la prenda proveniente de este revelado HI-FI (color de alta fidelidad) y el modelo, de otro revelado estándar, encaminado a producir un aspecto agradable. Generalmente lo que se hace es siluetear la prenda para crear una máscara, separarla de la modelo y el fondo y hacer un sencillo collage con la foto estándar, que ofrece un resultado de piel más natural.

Este silueteado suele llevar algo de tiempo, y es la parte más trabajosa del asunto, pero existen técnicas avanzadas que permiten separar fácilmente la prenda del resto basándose en su gama de color. Ahora mismo estoy estudiando las grandes posibilidades de un potentísimo programa de nueva generación para este menester: 3D LUT Creator.

Veámoslo con otro ejemplo, en este caso un fuerte magenta, de esos que también gozan de muy mala fama entre fotógrafos (por emperrarse en salir de color rojizo). Aquí puedes ver la muestra:

Estándar

URGENTE AMERICANA SON standard

Calibrado (sRGB)

URGENTE AMERICANA SON cal sRGB

Máscara de la prenda

URGENTE AMERICANA SON mascara

Mezcla dos revelados

URGENTE AMERICANA SON rev mixto

De hecho, en este caso he hecho la selección de la prenda en medio minuto (literalmente) y la separación del pelo es perfecta.

En definitiva, otra muestra más de cómo la gestión de color puede allanar mucho el camino para conseguir el resultado deseado. No sólo se trata de conseguir el objetivo principal, sino de reducir al máximo las devoluciones, reducir la carga de trabajo gracias a una gran optimización del proceso fotográfico.

Gracias este meticuloso proceso de calibración y a un proceso de revelado muy particular, grandes firmas con las que he tenido el gusto de trabajar, como MANGO, Massimo Dutti u OYSHO, han conseguido notables mejoras en el color de cara a sus tiendas de ropa on-line, lo que les permite concentrarse más en lo principal (las prendas) y menos en lo secundario (fotografiarlas y ponerlas a la venta). Y de paso, reducir los tiempos dedicados al retoque, las pruebas, las repeticiones, las devoluciones y, en definitiva, los costes de mantener sus negocios e-commerce.

Todas las fotografías: @ MANGO, publicadas con permiso.

1 comentario

Trackbacks y pingbacks

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.
Add Comment Register



Deja un comentario