Previsualizar: la verdadera mirada del fotógrafo

La previsualización es una de las claves del éxito del buen fotógrafo paisajista. Y es que en ocasiones uno se encuentra ante sí una escena única pero enormemente atenuada por unas condiciones lumínicas y un contraste que dificultan bastante su apreciación. Para un ojo no suficientemente preparado esta escena podría pasar como una foto simplemente “buena” o, en el peor de los casos, desapercibida. Y aquí es donde entra en juego la previsualización. Si está suficientemente bien entrenada y desarrollada, un fotógrafo podrá darse cuenta de que la escena promete por la ubicación de los elementos de interés, pero las condiciones lumínicas encubren todo su potencial.

En estos casos es imperativo hacer una buena captura con una exposición orientada a preservar las altas luces y, si fuera necesario, otra para las sombras (en este caso no me hizo falta, pues el contraste era alto, pero no extremo). A nivel tonal la foto tiene dos zonas claramente separadas: una en las luces y otra en las sombras con escasez de medios.

Éste es el aspecto del RAW una vez abierto en CaptureOne:

fin-de-semana-berga-171-en-captureone-2

En este caso lo que hacía falta era expandir el contraste de ambas zonas para poblar la gama tonal con algunos medios, acercando los tonos de ambos extremos entre sí. Quedaba claro que iba a hacer falta algo de post proceso. Inicialmente iba a llevar a cabo todo el proceso directamente en CaptureOne Pro, pero decidí probar con SNS-HDR 2, la nueva versión del potente programa orientado a mapear HDRs, que tiene unas herramientas excepcionalmente potentes y que producen resultados muy naturales.

Lo primero que hice fue recuperar el detalle en las altas luces sobre la nieve, que había expuesto cuidadosamente en la toma, y la revelé. Seguidamente traté de corregir la foto con las herramientas habituales, pero resultaba muy difícil modificar el tono del cielo sin afectar a las paredes blancas de las casas, así que decidí usar las capas. Luego creé una capa para el cielo (me llevo aproximadamente un minuto) gracias al pincel con detección de bordes inteligente que tan bien funciona en este programa. Separó a la perfección el cielo de los árboles. Utilizando las diferentes herramientas tonales conseguí el aspecto que buscaba sobre el cielo:

fin-de-semana-berga-171-cielo

Seguidamente cree un duplicado de la capa con la máscara invertida y pude actuar sobre la montaña y el pequeño pueblo, para eliminar una pequeña dominante azul y aumentar su contraste consiguiendo un mayor dramatismo:

Fin de semana Berga 171 Montana

 

Ya casi la tenía lista. Sólo faltaba añadir un poco de viñeteo para ayudar a la vista a concentrarse más en la zona central de la imagen y evitar que se disperse por las esquinas. La nueva versión del programa ya no incorpora viñeteo, con lo que tuve que hacerlo externamente, pero me di cuenta de que no daba buen resultado puesto que afectaba a las esquinas del cielo. Así pues, opte por crear una capa nueva y oscurecer manualmente las esquinas de la mitad inferior de la imagen, y un poquito la nube de la esquina superior derecha:

fin-de-semana-berga-171-sns-vineteo

Ya con la foto casi terminada me di cuenta que el pueblo quedaba un poco apagado, así que decidí aclararlo un poco para evitar que quedase tan “en sombra”, y lo hice con una capa adicional, que me llevo 1-2 minutos y… ¡listo!

editando-pueblecito-berga-171-en-sns-pro2

Aqui puedes ver la diferencia:

  • Before-
    After-
    OriginalFinal

Ni que decir tiene que en mi BenQ PG2401PT se ve de maravilla y gracias a la gama de color Adobe 1998 de su panel H-IPS se aprecian hasta los colores más saturados, como esa nieve teñida con los últimos rayos de luz del dia.

fin-de-semana-berga-171-marco

 

Este post está patrocinado por BenQ Professional Monitors for Color Management y también aparece en Photogenic by BenQ. Hugo Rodríguez es un BenQ Monitor Expert & Ambassador.

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.
Add Comment Register



Deja un comentario