Gigapixel Speedtest Graph Results 2014-09-04

Sobre la velocidad de los ordenadores actuales

Todavía estoy alucinando. Ayer estuve haciendo pruebas de rendimiento con tres verdaderos “pepinos” y los resultados me han dejado boquiabierto.
Aprovechando que tuve que ir al Laboratoris Color EGM a calibrar varios monitores, me puse delante de una de las diversas estaciones de trabajo 3D, para llevar a cabo un test de velocidad.

Son estaciones de trabajo MUY potentes y absolutamente enfocadas al 3D, ya que cuentan con 24 núcleos Intel Xeon E5 y 96 GB de memoria RAM (sí, sí, has leído bien: 24 y 96). La tarjeta gráfica es una bestial nVidia Quadro K5000, y el disco, un SSD Intel de 240GB. Vaya, como ves, un torpedo.

Para comprobar el rendimiento en condiciones reales, ya que no disponía de mucho tiempo, opté por llevar a cabo el Gigapíxel Speedtest, que consiste en exportar una gigapanorámica de 0,9 Gigapíxeles partiendo de 337 disparos en JPEG que ya están preparados para ensamblarse y descargarse en un paquete de unos 60MB. Basta con ejecutarlo en PTGui y cronometrar el tiempo para tener una buena referencia de cómo de rápido va un equipo.

http://hdview.at/speedtest/index.html

Ya tenía la referencia de mi antiguo ordenador con PTGui 9, que había tardado 10 minutos. Así que lo ejecute en este nuevo y no me sorprendió ver que tardó tan sólo 2’36″. Impresionante, 4 veces más rápido.

Pero no contento con esta prueba, decidí descargarme la última versión de PTGui, la 10, que ahora incorpora OpenCL y ya puede exportar las panorámicas utilizando toda la potencia de computación de la tarjeta gráfica. El tiempo bajó hasta ¡unos increíbles 46″!

Hecho esto, me senté delante del Mac Pro, que curiosamente es el primer equipo de este tipo que entró y se vendió en España, para repetir la misma prueba. Se trata de un Xeon de 6 nucleos a 3,5Ghz, con 16GB de RAM, disco PCI-e de 900MB/s y tarjeta gráfica dual ATI FirePro D500. No es moco de pavo, vaya. Ni tampoco los 4000 euros que cuesta.

Primera sorpresa: al ejecutar el Gigapíxel Speedtest con PTGui 9 (sin aceleración de tarjeta gráfica) resulta ser algo más lento que la estación de trabajo PC, ya que tarda 3′ 03″. La única explicación que le veo es que los 16GB de RAM fuesen insuficientes, porque con la velocidad fulgurante de su disco PCIe tendría que ser más rápido.
Y segunda -y gran- sorpresa: con PTGui 10 revienta el cronómetro hasta dejarlo ¡en sólo 25″!
En este punto se ve claramente como la doble tarjeta gráfica ATI D500 del MacPro saca músculo y se hace notar, consiguiendo un rendimiento de más del 600% con respecto a PTGui 9! Ahi es nada!

Ya de vuelta a mi estudio, me pongo a hacer la prueba en mi nuevo PC, cuyas características ya he comentado aquí a principios de julio. Sabiendo que en este caso lo que más se nota es la velocidad del disco duro, ya que se generan ingentes cantidades de temporales, esperaba que fuese algo más lento que el Mac Pro, pero la sorpresa vino cuando vi el cronómetro pararse en unos increíbles 1′ 38″!!
De nuevo, sabiendo que el MacPro tiene un disco aun más rápido que el mio, solo me cuadra el dato si es que con 16GB de RAM el Mac se viene enlentecido frente a los 32GB del mio.

Pero lo que no sabía yo es que la (GRAN) sorpresa final estaba por llegar. No podía dar crédito a lo que veía cuando repetir el test con PTGui 10 y su aceleración OpenCL. Rompió todos los cronómetros hasta dejar el tiempo en ¡¡sólo 15″!!
Si, si, 15 segundos, como lo oyes. Recordemos que hablamos de leer 337 fotos y ensamblarlas en un fichero de casi 1 Gigapíxel…

La primera vez simplemente pensé que se trataba de un error, así que cerré el programa y repetí el proceso. Cuando vi que volvía a salir al mismo tiempo, entonces opté por borrar la carpeta con todos los JPG y volver a descomprimir el ZIP que me había descargado. A la tercera ya empecé a pensar que algo pasaba, y opte por descargar de nuevo los ficheros desde la página web y descomprimirlos, más que nada por aquello de “no vaya a ser que me he equivocado de descarga”. La cuarta me confirmó la simple realidad: tarda sólo 15 segundos. Punto.

Gráficamente, estos son los resultados del test de velocidad Gigapixel Speedtest.
Los resultados están expresados en porcentaje, tomando como 100% el de mi anterior ordenador, con PTGui 9, que tardó 10′ 06″ en procesar la gigapanorámica. En igualdad de condiciones, el nuevo es un 600% más rápido, y gracias a OpenCL, sube hasta un impresionante 4000%.

Lo que no acabo de entender es cómo puede ser que teniendo mi equipo una única tarjeta gráfica de potencia similar a la del Mac Pro (superior en algunos aspectos, inferior en otros) ha sido capaz de conseguir un tiempo un 66% más rápido.
La verdad es que me quedé tan sorprendido que no podía dar crédito a lo que estaba viendo. Sólo después de repetir el test cuatro veces acabé entendiendo que sencillamente es asi. Vaya, “es un misil”.
La única explicación que se me ocurre es que en el Mac Pro no esté bien paralelizado el asunto y al final sólo esté trabajando una tarjeta gráfica, y que la diferencia en velocidad de los cores y de la RAM sean determinantes en el resultado final, a favor de mi ATI R9.
Por otro lado, otra conclusión interesante es que se puede suponer que probablemente la razón de que tanto el Mac Pro como mi PC hayan sido tan rápidos con PTGui10 se deba, más bien, a que las tarjetas ATI que usan están muy bien optimizadas para OpenCL y rinden infinitamente mejor que las nVidia en eso. Esto coincide con lo que yo ya sabía, y precisamente por ello siempre recomiendo a aquellos que me preguntan cómo aumentar el rendimiento revelando RAWs con CaptureOne -y ahora montar panorámicas con PTGui 10- el escoger tarjetas ATI porque su rendimiento con OpenCL es muy superior a las nVidia.

El caso es que, a fin de cuentas, se puede decir que este equipo es casi una trituradora de panorámicas, porque consigue un rendimiento 12 veces superior al Mac Pro y ¡30 veces más rápido que mi antiguo PC!
Es tal el rendimiento que después de haber subido los resultados a la página de Gigapixel, se ha colocado directamente como el equipo más potente de todos cuantos hay allí, superando al segundo clasificado (precisamente un Mac Pro como el que he probado) en más de 10 segundos.

http://hdview.at/speedtest/results.html

En fin, no quiero entrar de nuevo a echar más leña en la eterna discusión de que si PC o Mac, ni tampoco pretendiendo venir aquí a presumir de este nuevo “trasto” que tengo debajo de la mesa (que realmente para mí no es otra cosa que una herramienta de trabajo, de la cual no el encuentro ningún placer oculto en usar para presumir), sí que me parece muy interesante ver las diferencias en rendimiento en aplicaciones reales, y en especial por cada euro invertido. Queda claro entonces, que se puede gastar mucho más y no acabar de sacarle todo el provecho para el tipo de trabajo que vas a hacer, si el hardware no está cuidadosamente escogido para esa tarea.
Lógicamente, la estación de trabajo PC de EGM, es una verdadera bestia a nivel de especificaciones y sorprende que sea tan “lenta” en comparación a mi equipo, mucho más barato, pero es que hay que tener en cuenta que esa estación de trabajo está orientada al 3D y al renderizado, y no para panorámicas. Y cuando se le pide hacer 3D es cuando realmente se ve el brutal rendimiento que tiene. Te puedes imaginar que ver trabajar a 24 núcleos en paralelo, “triturando” una escena 3D de gran complejidad en pocos minutos debe ser para ponerse casco… Y eso que es un equipo que se compró hace casi dos años.
[thumbnails width="260" height="260"]

3 comentarios
    • Hugo Rodríguez
      Hugo Rodríguez says:

      Hola Nicolas.
      Pues básicamente, aparte de tener una instalación electrica moderna, tengo un SAI de 800VA desde hace años, que me va perfecto para cuando hay sustos electricos. Precisamente hace unos meses tuve que cambiarle la bateria interna por una nueva.

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.
Add Comment Register



Deja un comentario